Skip to content
MANUEL

Testimonios imparables

¡Nuestros Imparables son nuestra razón de ser!

Testimonios de lucha y superación de grandes y pequeños Imparables contra la leucemia, el linfoma, el mieloma múltiple…

MANUEL

Testimonio donante

Hace unos dos años me decidí a hacerme donante de médula ósea, porque unos de los días que estuve donando sangre, vi un folleto en el cual se informaba sobre el procedimiento de la donación de médula y dije: ¿¿por qué no?? A partir de ese día me informé más sobre el tema, y me autoconvencí de que, con un pequeño sacrificio por mi parte, podría salvar una vida.

Por el mes de junio recibí la llamada de la Fundación Josep Carreras haciéndome saber que había una persona compatible conmigo. Al principio me cogió un poco por sorpresa, porque no esperaba que encontraran alguien compatible tan pronto, pero a la vez fue gratificante saber que podía ser de gran utilidad para salvar la vida a alguien.

A partir de ese momento empezaron los primeros contactos con la fundación, las revisiones médicas y los controles de salud.

Cuando ya verificaron que todo estaba correcto y en perfectas condiciones para seguir adelante con la donación, me citaron en el hospital para explicarme todo el procedimiento, desde el inicio del tratamiento hasta el día de la donación. Tengo que decir que todo el equipo tanto de la fundación como del hospital Virgen del Rocío, hicieron que todo fuese mucho más ameno con el trato recibido y teniéndome informado en todo momento de las pautas a seguir. 

Lo que me resultó más incómodo de todo el procedimiento fue el tratamiento, que son inyecciones que tenía que ponerme solo en casa.

Por todo lo demás, mi experiencia ha sido bastante llevadera, desde el primer día del tratamiento hasta el día de la donación, solo he tenido molestias leves en la cintura y en el tórax.

El día de la donación fue todo bastante bien, a pesar de estar 3 horas en la cama del hospital conectado a la máquina para la extracción de las células madre por vía periférica. Mi cuerpo reaccionó bastante bien y, en cuanto terminé la donación, pude volver a casa en perfectas condiciones. Solo noté un poco de cansancio, que con un día de relax en casa fue suficiente para volver a mi día a día. Un par de semanas después, ya pude retomar el deporte, ya que soy deportista y entreno a diario y volví a mi vida totalmente normal sin ningún síntoma ni molestias en mi cuerpo.

Quiero agradecer a todo el equipo del hospital Virgen del Rocío que ha tratado conmigo en esta experiencia, dar las gracias por su profesionalidad y el trato recibido y, cómo no, a la Fundación Josep Carreras por la gran labor que hacen SALVANDO VIDAS.

Ha sido una experiencia muy gratificante. Me siento muy orgulloso de poder contribuir con este gesto, si ello conlleva salvar una vida.  Animo a todas las personas que puedan a que hagan este acto altruista, ya que no hay mayor satisfacción que poder ayudar a salvar una vida.

Un saludo,

Manuel

Infórmate sobre la donación de médula ósea

¡Conoce a otr@s imparables!

Álvaro testimonio imparable contra la leucemia mieloide aguda

Álvaro

Paciente de leucemia mieloide aguda
VER SU HISTORIA

Yrania

Testimonio donante
VER SU HISTORIA
Sara, testimonio de lucha contra la leucemia mieloide aguda

Sara

Paciente de leucemia mieloide aguda
VER SU HISTORIA

Jonay

Testimonio donante
VER SU HISTORIA

Quiero estar al día de la lucha contra la leucemia