Skip to content
Jose Antonio

Testimonios imparables

¡Nuestros Imparables son nuestra razón de ser!

Testimonios de lucha y superación de grandes y pequeños Imparables contra la leucemia, el linfoma, el mieloma múltiple…

Jose Antonio

Testimonio donante

Hace ahora 3 años me encontraba en paro. Tenía más tiempo para reflexionar y me di cuenta de que había muchas más formas de aportar a la sociedad en la que vivo. Decidí hacerme donante de sangre y de médula ósea. 

En noviembre de 2019, me llamaron diciéndome que era uno de los posibles candidatos para una donación. 

Tras varias pruebas, sencillas desde la perspectiva del donante, me informaron a mediados de febrero que yo había resultado el más compatible. Para mí y para mis familiares más cercanos fue una alegría muy grande saber que con ese gesto se podía salvar una vida. 

Se planificó la donación para abril, sin saber obviamente que había un virus en el otro lado del mundo que terminaría por convertirse en una pandemia…

Tuvo que posponerse hasta el 2 de junio (fase 1 de la desescalada). La Fundación Josep Carreras hizo todo lo posible para que mi padre pudiese estar conmigo durante la donación y pudo conseguir las autorizaciones necesarias para que pudiera volar de Sevilla a Barcelona en plena desescalada. 

Yo, aunque completamente decidido a donar, pregunté a la doctora encargada de mi intervención los riesgos que se corrían al donar médula ósea con el virus para tomar las precauciones necesarias. Me explicó que no había ningún riesgo ya que la extracción sería de poca cantidad y por punción lumbar ya que el receptor era un niño pequeño. 

Me apunté como donante para ayudar a cualquiera que lo necesitase, pero en este caso, al saber que ayudaría a un niño, la donación se convirtió para mí en una obligación moral. 

Me dijeron que ya normalmente no se realizan punciones lumbares para las donaciones salvo en casos muy aislados. Ésta fue de maravilla, en solo dos horas ya estaba despierto y me encontraba genial. Para mí no hubo recuperación alguna ya que en los días y meses posteriores me sentía igual de bien que antes de la donación. 

Hace un par de semanas contacté a la Fundación para saber si finalmente fue exitosa la donación o no. Me contestaron que, tras la transfusión, el paciente estaba cogiendo fuerzas y recuperándose. Fue, sin duda, la mejor noticia del 2020, un antes y un después para mí. 

Lo único que me siento es afortunado de haber podido aportar tanto con tan poco. Me siento enormemente agradecido por la suerte de haber estado en las manos del equipo de grandes profesionales tanto médico como mediadores de la Fundación. 

Para el pequeñín: aunque no nos conocemos, espero que puedas disfrutar al máximo de la vida y que sigas siendo para todos lo que eres, un héroe. 

Infórmate sobre la donación de médula ósea

¡Conoce a otr@s imparables!

Jose

Testimonio donante
VER SU HISTORIA
Pilar testimonio de lucha contra el linfoma no Hodgkin

Pilar

Paciente de linfoma no Hodgkin
VER SU HISTORIA
Carlos, testimonio imparable contra la leucemia mieloide crónica

Carlos

Paciente de leucemia mieloide crónica
VER SU HISTORIA
Claudia, testimonio imparable contra el linfoma de Hodgkin

Clàudia

Paciente de linfoma de Hodgkin
VER SU HISTORIA

Quiero estar al día de la lucha contra la leucemia